La venganza de don Mendo

Valoración crítica

Cristina B.

El objeto de esta valoración es La Venganza de Don Mendo. Obra teatral del autor gaditano, Pedro Muñoz Seca. Estrenada en el Teatro de la Comedia en 1918, está ambientada en una sociedad española a finales del siglo XII, durante el reinado de Alfonso VII, en las afueras de León. El único fin de estas obras, pertenecientes al género cómico el astracán, es provocar la carcajada con chistes fáciles y juegos de palabras.

Esta visión absurda de la sociedad que tenía el autor, lo manifiesta en su obra cuando muestra la conducta y ética que tienen los personajes en su día a día. Una muestra de la simpleza de esta sociedad es el egoísmo que irradia Magdalena al decidir casarse con Don Pero, tras la pérdida de dinero de Don Mendo. Esta idea también podría relacionarse con el tema de la supervivencia. Al fin y al cabo, la obra hace reflejo de la sociedad de la época. A los personajes lo que verdaderamente les importa es tener una buena posición para no pasar necesidades. Otro tema es el paso del amor al odio por parte de Don Mendo. Al descubrir que Magdalena sólo se quiere a sí misma, decide que irá a vengarse por el daño que le ha ocasionado. Este sentimiento de venganza, se puede relacionar con el tema de tomarse la justicia por su mano, para mantener su honor. Para ello idea un plan junto a sus amigos que le rescatan. Paralelamente a todo esto, Magdalena sigue haciendo lo que le apetece con los hombres, por tanto el tema de la infidelidad está muy presente durante toda la obra. Finalmente, Don Mendo se hace pasar por un juglar, a quién Magdalena sin saber quién es en realidad, intenta de nuevo seducir. Tanto esto como las infidelidades de Magdalena, acaban siendo descubiertas, y en la última escena todo se desarrolla en el mismo lugar. Con un sangriento final, el autor pretende enseñar que al final por muy absurdas y sin sentido que parecían estas acciones, acaban por terminar con la vida de todos ellos.

En cuanto al estilo, se puede decir que predomina un léxico simple y claro que hace fácil su entendimiento, además del uso de expresiones y recursos, como el juego de palabras, que provocan la risa del lector. Pedro Muñoz Seca divide la obra en cuatro jornadas. En la primera, nos presenta el amor de Magdalena y Don Mendo, y la decisión de Magdalena de deshacerse de él tras enterarse de su falta de dinero. En la segunda, habla sobre el casamiento de Don Pero y Magdalena, y de cómo don Mendo es salvado de estar emparedado en un torreón. En la tercera, se descubren todas las infidelidades y amores existentes entre los personajes. Y en la cuarta, la cual tiene lugar en la cueva,  se narran los asesinatos llevados a cabo entre los personajes y el suicidio de Don Mendo.

En conclusión, esta obra sigue siendo relevante en nuestros días si la relacionamos, principalmente, con la venganza y la infidelidad. Es triste, pero hoy en día muchas personas quieren encontrar pareja solo para encontrar una estabilidad económica sin tener el deseo de encontrar el amor. Esto, en la mayoría de los casos es lo que deriva en la infidelidad, ya que cuando encuentran a una persona que les da un poco de cariño, se entregan totalmente a ella. Y son entonces los celos, reflejados en los de Don Mendo en este caso, los que aparecen.

Yerma, Lorca

Valoración crítica

Sergio G. (2ºBTO)

El objeto de esta valoración crítica es Yerma, obra de Federico García Lorca escrita en 1934, coincidiendo con la fecha de su estreno, en el que gozó de un gran éxito en Madrid. Forma parte de la “trilogía lorquiana” junto con La casa de Bernarda Alba y Bodas de sangre. Todas ellas clasificadas dentro de las tragedias de ambiente rural, escritas por Lorca en su época de madurez. Con ellas, alcanza su plenitud literaria durante el primer tercio del siglo XX. En cuanto al contexto histórico en el que se desarrolla la obra, destaca la instauración de la Segunda República española (1931-1939).

En cuanto a los temas principales de la obra, destaca la desolación de Yerma al ver frustrados sus deseos de ser madre, tras cinco de años de matrimonio con su marido Juan, ya que en aquella sociedad, las mujeres a su edad solían tener más de un hijo y ella era la única que todavía no había sido madre. Por otro lado, cabe destacar el machismo y la concepción de las labores de la mujer que presentan los personajes de la obra. En esta sociedad rural del siglo XX se observa cómo las mujeres se dedicaban a tareas del hogar mientras que sus maridos se dirigían diariamente a trabajar al campo. Además las mujeres plasmadas en la obra apenas salían de casa. Cuando lo hacían era para llevar el almuerzo a sus maridos o para lavar la ropa en el lavadero, lo que muestra una visión muy machista y atrasada de las mujeres. Por último, se observa que se trata de una tragedia de ambiente rural, ya que se muestran sentimientos como la frustración, la rabia y la desolación, culminando con la muerte de Juan a manos de su esposa Yerma.

La principal característica estilística de la obra es la combinación sucesiva de la prosa y el verso. La mayor parte de la obra está redactada en prosa, sin embargo, se aprecian muchos fragmentos en los que se expresan cánticos u oraciones escritos en verso. Por otro lado presenta un lenguaje sencillo pero cuidado, a excepción de algunas palabras malsonantes enunciadas a lo largo de la obra. Por último, destaca el dramatismo y el final trágico mostrando la muerte como única salida, ya que tras enterarse Yerma de que Juan no deseaba tener hijos, se lanza contra él estrangulándole con sus propias manos.

Probablemente fue el deseo de plasmar la forma de vida y las ideas de la sociedad rural española de comienzos del siglo XX lo que llevó a Lorca a redactar esta obra. Además, al tratarse de un obra de teatro cuya finalidad era ser representada, su principal objetivo sería el de entretener al espectador. Esto último lo logró con creces ya que la obra gozó de gran éxito en los teatros hasta años después de su estreno. Lo que más llama la atención es el hecho de que los matrimonios, en la mayoría de los casos, estaban forzados por las familias de los cónyuges. Esto se aprecia cuando Yerma confiesa que fue su padre quien le obligó a casarse con Juan. Por último, también sorprende la gran natalidad que se daba en la época, ya que tal como aparece redactado en la obra, algunas mujeres llegaban a tener hasta diez hijos, algo impensable en nuestra sociedad occidental actual.

El rol de la mujer en la sociedad

Sergio G.

Post 2ºBTO

En la obra Yerma de Federico García Lorca, se lleva a cabo una profunda descripción de la sociedad rural española de principios del siglo XX. En esta se resalta el rol que desempeñaban entonces las mujeres en la sociedad y la forma de vida que llevaban. Esta consistía básicamente en dedicarse a tareas del hogar, como coser, limpiar, cocinar o encargarse del cuidado de los hijos. Por lo tanto estas mujeres apenas salían de casa. Como se narra en la obra, cuando lo hacían era para dirigirse al lavadero o para llevar el almuerzo a sus maridos que trabajaban en el campo. Afortunadamente en los últimos cien años se han producido muchos avances que han permitido cambiar radicalmente la posición y el rol desempeñado por las mujeres en la sociedad.

community-150124__340.pngFue a partir de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) cuando debido a que los hombres debían dirigirse al campo de batalla a combatir, las mujeres relevaron sus puestos en sus respectivos trabajos, aunque especialmente se dedicaron a la industria armamentística para satisfacer la demanda de armas y munición. El sexo femenino demostró su capacidad para realizar tareas fuera de las domésticas, algo que hasta entonces resultaba inconcebible. Sin embargo, a pesar de que las mujeres comenzaron a desempeñar los trabajos de los hombres, su salario era mucho menor, por lo que a pesar de su incorporación al mercado laboral seguían siendo discriminadas. El acceso normalizado del acceso de la mujer a los estudios universitarios no se produjo hasta una década después de su incorporación al mercado laboral. Esto supuso un paso muy importante hacia la igualdad ya que desde ese momento pasaron a tener acceso a trabajos más cualificados, aunque su sueldo seguía siendo inferior al de los hombres pese a que desempeñaban el mismo trabajo. Otro acontecimiento de gran relevancia se produjo en 1933, cuando se convocaron las primeras elecciones en España en las que podían votar mujeres. Finalmente, en la actualidad, las mujeres en nuestra sociedad gozan de los mismos derechos que los hombres y su situación el trabajo y en la sociedad se ha normalizado.

Aunque es indudable que a lo largo de estos últimos cien años se han producido muchos avances que han igualado la posición de las mujeres con respecto a la de los hombres, todavía sigue habiendo aspectos en los que es necesario evolucionar. Un ejemplo son las empresas en las que se sigue pagando menos a las mujeres por desempeñar el mismo trabajo, también sigue estando a la orden del día la ignorancia de algunos hombres que discriminan a las personas de distinto sexo (machismo), llegando en ocasiones a la violencia de género. La situación actual de la mujer es completamente distinta a la representada en Yerma, pero todavía debemos seguir avanzando hacia una situación de igualdad absoluta en la que no exista un ápice de discriminación.

Old Spain

Valoración crítica

Guillermo J. (2º BTO)

gui.jpgHoy en día, existe la tendencia de compararlo todo, especialmente si lo que observamos se refiere a  cómo viven las personas en distintos lugares del mundo. El último informe PISA, o en qué países se paga más impuestos son ejemplo de lo que hablamos. De estas comparaciones, aunque a un nivel menor, habla esta obra teatral.

Si atendemos a estas diferencias entre unos países y otros, podremos sacar muchas ideas. La primera de ellas atiende a las causas: ¿qué ha hecho España para estar menos aventajada que Estados Unidos? O más bien, ¿qué no ha hecho? Esto mismo es lo que se plantean los personajes de la obra. Se presenta a una España atrasada, superada industrialmente por otros países, criticando a su vez la falta de recursos. Nos damos cuenta de que este discurso no suena nada antiguo, sino presente. Al igual que entre los países, también se escenifica esa notable diferencia entre el pueblo y la ciudad. Las personas residentes en la ciudad ven las zonas rurales como sitios aburridos, faltos de actividad. Por el contrario, los autóctonos del campo ven muy entretenida la vida pueblerina. Todas estas diferencias y contrastes demuestran que la mayoría de las ideas que se tenían en el siglo pasado siguen aún vivas, y con mucha fuerza.

El tema principal de Old Spain se sigue discutiendo. Esta crítica al atraso de España no es nueva. Quizás, aquellas personas que más la critican lo hagan porque la quieren ver mejor, también porque se preocupan de ella y, aunque parezca una contradicción, la quieren más.

En general, esta es una obra de fácil lectura y entretenida por su carácter cómico. Esto último es consecuencia de los diálogos entre Don Joaquín y Míster Brown. Además, el tema de la obra está tratado desde un punto de vista ideal, con una clara influencia del pensamiento de la época (principios del XX).

A parte de todo esto, convendría aclarar el sentido de la imagen escogida. Si se observa con detenimiento, podemos ver ocho caras enfadadas, de protesta y coraje quizás. Sin embargo, en el medio sobresale una cara sonriente, orgullosa. Obviamente, se corresponde con el tema de la obra y todo lo analizado. En medio de todo lo oscuro, en donde la gente critica a diestro y a siniestro, siempre hay un lugar para la esperanza, donde estemos felices, reconociendo que, por malo que sea, es nuestro, motivo suficiente para estar orgulloso de ello.

BIBLIOGRAFÍA

Libro Lengua Castellana y Literatura, editorial Casals, 2 de bachillerato.
-https://pixabay.com/
-https://archive.org/details/oldspaincomediae3463azor
-http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/el-teatro-de-azorn-entre-la-renovacin-y-la-vanguardia-0/html/01b1a6e0-82b2-11df-acc7-002185ce6064_9.html

El público (Lorca)

vAl leer esta obra se puede ver la intención que tenía Federico García Lorca al escribir El público. Por una parte, vemos el afán de intentar incluir al público en la obra. Por otra parte, se observa que Lorca critica la sociedad homófoba de la época. Y por último, intenta transformar el teatro convencional por otro lleno de símbolos y signos. El conjunto de estas tres características conforman un libro complejo titulado El público.

Valoración crítica

Rodrigo V. (2º BTO)

lorcapublico2--644x400.jpgEl objeto de esta valoración es El público, obra de Federico García Lorca (miembro de la generación del 27). Estrenada en 1978, pero escrita en 1930. Lorca intenta renovar el teatro convencional por otro en el que el público se sienta parte de la obra (esta decisión la toma tras pasar dos desengaños amorosos).

Esa destrucción del teatro convencional trata por una parte, la idea que tiene él sobre el teatro, y por otro lado, su conflicto interior unido a los desengaños amorosos. En cuanto a sus ideas sobre el teatro, se observa que defiende ‘el teatro bajo la arena’ (un teatro innovador) que es criticado por los defensores de ‘el teatro al aire libre’. Este conflicto se observa durante toda la obra a causa de la influencia de nuevos elementos extralingüísticos. Por ejemplo: el sonido de las trompetas, el cambio de vestuario de los personajes principales (ej. El director se cambia a Arlequín…), el uso de símbolos (ej. Pez luna, luna= muerte)…

Respecto al conflicto interior del autor se puede decir que en la obra hay personajes autobiográficos (el Director o el Hombre 1). Se trata el tema del amor a través de los personajes y el autor critica la sociedad homófoba de la época, además de las diferencias sociales de los personajes.

En cuanto al estilo, en la obra predomina el uso de abundantes personajes, aunque en cada escena aparezcan como máximo cuatro. Lorca divide la obra en seis cuadros. El primero: Cuadro del Director, en el cual se plasman los deseos ocultos del Director, el teatro bajo la arena. El segundo: Ruina romana, se entabla un diálogo entre dos columnas. El  tercero: Muro de arena, intervención del sepulcro de Julieta y disputa entre los Hombres. El cuarto: el quirófano y la universidad. El quinto: Cuadro del Director. Y por último, el solo del pastor bobo. Se observa una estructura circular que empieza y acaba en el Cuadro del director.

Al leer esta obra se puede ver la intención que tenía Federico García Lorca al escribir El público. Por una parte, vemos el afán de intentar incluir al público en la obra. Por otra parte, se observa que Lorca critica la sociedad homófoba de la época. Y por último, intenta transformar el teatro convencional por otro lleno de símbolos y signos. El conjunto de estas tres características conforman un libro complejo titulado El público.

En conclusión, la intención que tiene el autor es renovar el teatro y para ello utiliza diferentes elementos: una estructura circular, el empleo de símbolos, recurre a épocas pasadas, incluye críticas y, por último, hace que el público esté de manera activa en la obra teatral, hasta el punto de dar título a la representación: El público.

BIBLIOGRAFIA
http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/garcia-lorca-pulso-herido-5323255
 http://www.elconfidencial.com/cultura/2015-10-23/el-publico-lorca-teatro-alex-rigola_1068879/
 http://www.abc.es/cultura/teatros/abci-publico-federico-garcia-lorca-raices-profundas-201510291219_noticia.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_Espa%C3%B1a

 

Mariana Pineda

Valoración crítica 
Álvaro D. (2º BTO)

Mariana Pineda, fue escrita por Federico García Lorca. Publicada en 1927 (Generación del 27), forma parte del “teatro modernista en verso” que Lorca desarrolló al comienzo de su carrera, entre 1919 y 1925, periodo en el que escribió también El maleficio de la mariposa.

La obra se relaciona con el teatro modernista de Eduardo Marquina. Lorca pretende rememorar el intento frustrado de Mariana cuando ensalza el amor y la libertad por encima del materialismo de la sociedad.

En 1927 había en España un régimen dictatorial, el de Primo de Rivera, en el cual, como en todas las dictaduras, se producía censura y se limitaban los derechos y libertades de los ciudadanos. Frente a este panorama, Lorca escribió una obra en la que se ensalza la revolución y la libertad.

lorcaHay que destacar las similitudes entre Lorca y Mariana; ambos vivieron en una época de dictadura, Mariana durante el reinado absolutista de Fernando VII y Lorca durante la dictadura de Primo de Rivera. El elemento temático central en la obra de Lorca es el enfrentamiento entre la libertad de cada uno con la realidad asfixiante; Mariana desarrolla la misma idea, la lucha frente al sistema para obtener el amor y la libertad.

También aparece la idea de la oposición con la iglesia, la cual apoya el régimen de Fernando VI. Mariana deja caer la idea de que Dios y el cristianismo en general no se representan con una Iglesia a la cual le interesa más sus tierras que ayudar al necesitado.

Así lo muestra el diálogo entre la misma y Pedro (acto II, escena VI): “Dios nos ayude a todos”; Pedro contesta “Ayudará”; Mariana responde: “Debiera, si mirase a este mundo”.

Aparece también la idea de la muerte por la libertad. Mariana cree que el ideario revolucionario merece la pena y por eso es capaz de no confesar, a pesar de perder su vida; simplemente porque cree en lo que va a hacer Pedro y sus compañeros, aunque estos la hayan abandonado.

En relación con el estilo, en esta obra Lorca da más importancia a la trama que al cambio de escenario (la obra transcurre casi en su totalidad en la casa de Mariana, con excepción del tercer acto, que transcurre en un convento). Esos escenarios no están muy detallados, lo cual se explica debido a que es una obra de teatro. Como último aspecto a destacar, los personajes no presentan una gran profundidad psicológica.

Se puede ver que Lorca escribió esta obra como gesto de rebeldía frente al régimen dictatorial. Este deja caer la protesta frente a la censura con la imagen de la bandera y del miedo que tenía la gente a que se enteraran de que Mariana la estaba bordando. Esto es una similitud con la libertad de expresión y la censura.

Lo que más llama la atención de la obra es el modo en el que Lorca va ocultando el final, cómo en el último acto empieza con la duda de qué le pasara a Mariana y si al final la indultaran o no, o si llegara Pedro, aunque se ve que él la ha abandonado.

BIBLIOGRAFÍA
  • Lengua castellana y literatura Casals
  • Mariana Pineda, Federico García Lorca
  • Literatura en Lengua Castellana, La enciclopedia del estudiante,  Santillana
  • Resumen de la obra Mariana Pineda