El origen de la pirámides

Por J. A.

En el antiguo Egipto, un niño llamado Tutancamon I, no era un joven cualquiera sino que se trataba del mismísimo rey de Egipto. Un día se le ocurrió la idea de cambiar el ritual de momificación. Se trataba de una tumba gigante protectora del sarcófago que mantendría aislado el cuerpo de los reyes. Por desgracia, Tutancamon murió con tan solo 36 años sin poder hacer realidad su idea. Al cabo de 3 años, cuando su hijo Sucapriat I reinó, retomó la idea de su padre. Aun teniendo la ayuda de 60.000 esclavos no lograron ni poner una piedra. Un día después de que los esclavos fracasaran, cayeron de los cielos O.V.N.I.S., algunos decían que los dioses les habían castigado, otros que se les venía la bóveda celeste encima pero la realidad es que ignoraban que dentro de los mismos platillos voladores había extraterrestres. El rey Sucapriat I consiguió después de 2 años de negociaciones con los alienígenas que les ayudaran a hacer realidad el sueño de su padre. Los marcianos le pusieron el nombre de Pirámides a sus creaciones. Casi después de 200.000 años los alienígenas volvieron con todo el armamento para recuperar lo que era suyo. Después de una larga guerra de 6 años, 6 meses y 6 días, los alienígenas consiguieron exterminar la raza egipcia y para sorpresa de todos solo se llevaron una pirámide.


Autor: Fran Sánchez

Profesor de Lengua en @CStmoSacramento. #Recursos educativos para Secundaria y Bachillerato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s