El rol de la mujer en la sociedad

Sergio G.

Post 2ºBTO

En la obra Yerma de Federico García Lorca, se lleva a cabo una profunda descripción de la sociedad rural española de principios del siglo XX. En esta se resalta el rol que desempeñaban entonces las mujeres en la sociedad y la forma de vida que llevaban. Esta consistía básicamente en dedicarse a tareas del hogar, como coser, limpiar, cocinar o encargarse del cuidado de los hijos. Por lo tanto estas mujeres apenas salían de casa. Como se narra en la obra, cuando lo hacían era para dirigirse al lavadero o para llevar el almuerzo a sus maridos que trabajaban en el campo. Afortunadamente en los últimos cien años se han producido muchos avances que han permitido cambiar radicalmente la posición y el rol desempeñado por las mujeres en la sociedad.

community-150124__340.pngFue a partir de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) cuando debido a que los hombres debían dirigirse al campo de batalla a combatir, las mujeres relevaron sus puestos en sus respectivos trabajos, aunque especialmente se dedicaron a la industria armamentística para satisfacer la demanda de armas y munición. El sexo femenino demostró su capacidad para realizar tareas fuera de las domésticas, algo que hasta entonces resultaba inconcebible. Sin embargo, a pesar de que las mujeres comenzaron a desempeñar los trabajos de los hombres, su salario era mucho menor, por lo que a pesar de su incorporación al mercado laboral seguían siendo discriminadas. El acceso normalizado del acceso de la mujer a los estudios universitarios no se produjo hasta una década después de su incorporación al mercado laboral. Esto supuso un paso muy importante hacia la igualdad ya que desde ese momento pasaron a tener acceso a trabajos más cualificados, aunque su sueldo seguía siendo inferior al de los hombres pese a que desempeñaban el mismo trabajo. Otro acontecimiento de gran relevancia se produjo en 1933, cuando se convocaron las primeras elecciones en España en las que podían votar mujeres. Finalmente, en la actualidad, las mujeres en nuestra sociedad gozan de los mismos derechos que los hombres y su situación el trabajo y en la sociedad se ha normalizado.

Aunque es indudable que a lo largo de estos últimos cien años se han producido muchos avances que han igualado la posición de las mujeres con respecto a la de los hombres, todavía sigue habiendo aspectos en los que es necesario evolucionar. Un ejemplo son las empresas en las que se sigue pagando menos a las mujeres por desempeñar el mismo trabajo, también sigue estando a la orden del día la ignorancia de algunos hombres que discriminan a las personas de distinto sexo (machismo), llegando en ocasiones a la violencia de género. La situación actual de la mujer es completamente distinta a la representada en Yerma, pero todavía debemos seguir avanzando hacia una situación de igualdad absoluta en la que no exista un ápice de discriminación.

El público (Lorca)

vAl leer esta obra se puede ver la intención que tenía Federico García Lorca al escribir El público. Por una parte, vemos el afán de intentar incluir al público en la obra. Por otra parte, se observa que Lorca critica la sociedad homófoba de la época. Y por último, intenta transformar el teatro convencional por otro lleno de símbolos y signos. El conjunto de estas tres características conforman un libro complejo titulado El público.

Valoración crítica

Rodrigo V. (2º BTO)

lorcapublico2--644x400.jpgEl objeto de esta valoración es El público, obra de Federico García Lorca (miembro de la generación del 27). Estrenada en 1978, pero escrita en 1930. Lorca intenta renovar el teatro convencional por otro en el que el público se sienta parte de la obra (esta decisión la toma tras pasar dos desengaños amorosos).

Esa destrucción del teatro convencional trata por una parte, la idea que tiene él sobre el teatro, y por otro lado, su conflicto interior unido a los desengaños amorosos. En cuanto a sus ideas sobre el teatro, se observa que defiende ‘el teatro bajo la arena’ (un teatro innovador) que es criticado por los defensores de ‘el teatro al aire libre’. Este conflicto se observa durante toda la obra a causa de la influencia de nuevos elementos extralingüísticos. Por ejemplo: el sonido de las trompetas, el cambio de vestuario de los personajes principales (ej. El director se cambia a Arlequín…), el uso de símbolos (ej. Pez luna, luna= muerte)…

Respecto al conflicto interior del autor se puede decir que en la obra hay personajes autobiográficos (el Director o el Hombre 1). Se trata el tema del amor a través de los personajes y el autor critica la sociedad homófoba de la época, además de las diferencias sociales de los personajes.

En cuanto al estilo, en la obra predomina el uso de abundantes personajes, aunque en cada escena aparezcan como máximo cuatro. Lorca divide la obra en seis cuadros. El primero: Cuadro del Director, en el cual se plasman los deseos ocultos del Director, el teatro bajo la arena. El segundo: Ruina romana, se entabla un diálogo entre dos columnas. El  tercero: Muro de arena, intervención del sepulcro de Julieta y disputa entre los Hombres. El cuarto: el quirófano y la universidad. El quinto: Cuadro del Director. Y por último, el solo del pastor bobo. Se observa una estructura circular que empieza y acaba en el Cuadro del director.

Al leer esta obra se puede ver la intención que tenía Federico García Lorca al escribir El público. Por una parte, vemos el afán de intentar incluir al público en la obra. Por otra parte, se observa que Lorca critica la sociedad homófoba de la época. Y por último, intenta transformar el teatro convencional por otro lleno de símbolos y signos. El conjunto de estas tres características conforman un libro complejo titulado El público.

En conclusión, la intención que tiene el autor es renovar el teatro y para ello utiliza diferentes elementos: una estructura circular, el empleo de símbolos, recurre a épocas pasadas, incluye críticas y, por último, hace que el público esté de manera activa en la obra teatral, hasta el punto de dar título a la representación: El público.

BIBLIOGRAFIA
http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/garcia-lorca-pulso-herido-5323255
 http://www.elconfidencial.com/cultura/2015-10-23/el-publico-lorca-teatro-alex-rigola_1068879/
 http://www.abc.es/cultura/teatros/abci-publico-federico-garcia-lorca-raices-profundas-201510291219_noticia.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_Espa%C3%B1a

 

Mariana Pineda

Valoración crítica 
Álvaro D. (2º BTO)

Mariana Pineda, fue escrita por Federico García Lorca. Publicada en 1927 (Generación del 27), forma parte del “teatro modernista en verso” que Lorca desarrolló al comienzo de su carrera, entre 1919 y 1925, periodo en el que escribió también El maleficio de la mariposa.

La obra se relaciona con el teatro modernista de Eduardo Marquina. Lorca pretende rememorar el intento frustrado de Mariana cuando ensalza el amor y la libertad por encima del materialismo de la sociedad.

En 1927 había en España un régimen dictatorial, el de Primo de Rivera, en el cual, como en todas las dictaduras, se producía censura y se limitaban los derechos y libertades de los ciudadanos. Frente a este panorama, Lorca escribió una obra en la que se ensalza la revolución y la libertad.

lorcaHay que destacar las similitudes entre Lorca y Mariana; ambos vivieron en una época de dictadura, Mariana durante el reinado absolutista de Fernando VII y Lorca durante la dictadura de Primo de Rivera. El elemento temático central en la obra de Lorca es el enfrentamiento entre la libertad de cada uno con la realidad asfixiante; Mariana desarrolla la misma idea, la lucha frente al sistema para obtener el amor y la libertad.

También aparece la idea de la oposición con la iglesia, la cual apoya el régimen de Fernando VI. Mariana deja caer la idea de que Dios y el cristianismo en general no se representan con una Iglesia a la cual le interesa más sus tierras que ayudar al necesitado.

Así lo muestra el diálogo entre la misma y Pedro (acto II, escena VI): “Dios nos ayude a todos”; Pedro contesta “Ayudará”; Mariana responde: “Debiera, si mirase a este mundo”.

Aparece también la idea de la muerte por la libertad. Mariana cree que el ideario revolucionario merece la pena y por eso es capaz de no confesar, a pesar de perder su vida; simplemente porque cree en lo que va a hacer Pedro y sus compañeros, aunque estos la hayan abandonado.

En relación con el estilo, en esta obra Lorca da más importancia a la trama que al cambio de escenario (la obra transcurre casi en su totalidad en la casa de Mariana, con excepción del tercer acto, que transcurre en un convento). Esos escenarios no están muy detallados, lo cual se explica debido a que es una obra de teatro. Como último aspecto a destacar, los personajes no presentan una gran profundidad psicológica.

Se puede ver que Lorca escribió esta obra como gesto de rebeldía frente al régimen dictatorial. Este deja caer la protesta frente a la censura con la imagen de la bandera y del miedo que tenía la gente a que se enteraran de que Mariana la estaba bordando. Esto es una similitud con la libertad de expresión y la censura.

Lo que más llama la atención de la obra es el modo en el que Lorca va ocultando el final, cómo en el último acto empieza con la duda de qué le pasara a Mariana y si al final la indultaran o no, o si llegara Pedro, aunque se ve que él la ha abandonado.

BIBLIOGRAFÍA
  • Lengua castellana y literatura Casals
  • Mariana Pineda, Federico García Lorca
  • Literatura en Lengua Castellana, La enciclopedia del estudiante,  Santillana
  • Resumen de la obra Mariana Pineda