La colmena

Por Beatriz L.

La colmena, un clásico español que casi todo el mundo teme leer. ¿Se perderá la oportunidad de conocer el pasado madrileño de posguerra? A unas malas, siempre quedará la opción de ver la película.

La colmena abre una ventana a un pasado triste. Su realismo de posguerra tiende a aburrir al lector joven actual, sin embargo, se hace necesario conocerla porque narra, sin adornos ni presunciones, cómo vivía la sociedad española marcada por la pobreza, el pesimismo y el conformismo tras la guerra civil. Esta obra refleja parte de la historia de nuestro país. Solo por eso, merece la pena leerla.

Camilo_Jose_Cela-2.jpgA lo largo de apenas tres días, en el Madrid de 1942, Camilo José Cela relata la vida de más de doscientos personajes distintos, cada uno con su propia historia y sus circunstancias personales, pero conectados entre sí para formar una “gran colmena” en la que, aunque muchas veces abunde el egoísmo, se necesita también de cierto compañerismo para que todo funcione y siga su curso.

Mario Camus se encargó, en 1982, de intentar plasmar la esencia de este clásico, una tarea bastante complicada, en un filme con un reparto lleno de algunas de las caras más importantes de la historia de nuestro cine: José Sacristán, Concha Velasco, Imanol Arias y Ana Belén son solo algunos de ellos.

Con esta película, Camus consigue, por un lado, ser bastante fiel a los diálogos de la obra, reproduciéndolos casi de manera literal y respetando las oraciones más emblemáticas. Por otro, mantener lo esencial de cada personaje. El espectador que haya leído antes la obra podrá identificar fácilmente a cada uno de ellos en la gran pantalla. Además, todos los decorados (el Café, las calles, los interiores de las casas…) se adaptan a la perfección a los distintos estratos sociales. Así, se consigue que el entorno de estos caracteres diga aun más de todos ellos. Por último, se mantiene fiel a la estructura del clásico, la cual es algo inusual. De esta manera, no encontramos el típico planteamiento, nudo y desenlace. Nos ofrece una visión clara de la vida de las personas, ni más ni menos, tal y como hace Camilo José Cela.

Sin embargo, y como suele pasar en estos casos, se aprecian algunas diferencias que hacen que el libro sea una mejor opción. Como es lógico, la película no muestra a todos los personajes de la historia. Si fuese así, podría alagarse unas cuantas horas más. Por esto, Camus se centra en los más importantes: Martín Marco (José Sacristán), Doña Rosa (María Luisa Ponte) o Victorita (Ana Belén). No obstante, llama la atención el excesivo protagonismo otorgado a Leonardo Meléndez (José Luis López Vázquez) o Tesifonte Ovejero (José Sazatornil), quienes apenas ocupan un par de líneas en la novela. Cabe destacar que ciertos problemas descritos para algunos de los personajes son totalmente inventados, e incluso el final es algo distinto. Aun así, estos cambios no desentonan y se mimetizan a la perfección con la dinámica de la película.

Estas diferencias hacen que la obra escrita mantenga una esencia que, aun siendo muy parecida a la conseguida por el director, sea más potente y compleja, lo cual es de esperar. Una película llega de manera distinta que un libro, y por tanto los cambios son necesarios, eso sí, en este caso todos ellos están ejecutados de manera muy inteligente. Tanto que hasta el propio Camilo José Cela queda conforme con el resultado. Así lo demuestra su aparición en una de las escenas, interpretando a un personaje llamado Matías Martí.

Son muchos los que catalogan  La colmena de “novela social” y, ciertamente, es un concepto que la describe bastante bien. Esta narración transmite la forma de vida de principios de los cuarenta en una ciudad española, abordando aspectos como: la devoción cristiana, el machismo, la tradición o el atraso cultural, por citar algunos. España ha cambiado mucho desde entonces y esto dificulta que los jóvenes actuales sepan valorar parte de la vida que La colmena refleja.

Cela no denuncia problemas tan graves como la degradación que sufría la mujer, o la intolerancia hacia la homosexualidad. El autor describe los mismos bajo la perspectiva cultural de aquel momento. Sin embargo, sí denuncia la falta de cultura o de conocimiento, de aspiraciones y objetivos por parte de todos los personajes. Éstos se conforman con sus penosas vidas, sin aspirar nada más que a sobrevivir.

Es curioso que, si uno no lee esta obra puede que nunca llegue a disfrutar de la película como se merece. Acometer ambas acciones, ayuda a comprender la esencia de esta novela. Tanto al leer La colmena como al ver la película, nunca se tiene la sensación de que se muestra algo inventado o ajeno, al contrario. Parece más bien que viajamos a través de una máquina del tiempo hasta transportarnos a otra época, con su problemática peculiar y su estilo  vida. Los españoles no deberíamos olvidar que todo ello forma parte de la historia de nuestro país, y hasta de nuestra ciudad (Madrid). Trescientas páginas con casi trescientos personajes distintos terminan haciéndose amenos bajo esta perspectiva.

BIBLIOGRAFÍA:

José Cela, Camilo. La Colmena. 4ª ed. Barcelona: Seix Barral, 1985.

ISBN 84-322-2249-6

Reseña de La Colmena (Mario Camus 1982), por Miguel Hernández Hidalgo, Madri+d Blogs, Sombras de Luna, Fundación para el conocimiento madri+d  [en línea] [fecha de consulta: 5 enero 2018]

Disponible en: http://www.madrimasd.org/blogs/imagen_cine_comunicacion_audiovisual/2013/05/17/126283

 

Sin noticias de Gurb (valoración crítica)

La mezcla de originalidad, humor y cotidianidad fomentaron el éxito de esta breve e inteligente novela. La obra plantea la realidad sobre las costumbres de consumo de aquel momento. En nuestros días, quizá los “extraterrestres” protagonistas serían las personas que no se dejan llevar por ese consumo desmesurado.

Sin noticias de Gurb

Valoración crítica
Lucía M. (2º BTO)

sin noticias de gurbEl objeto de esta valoración es Sin noticias de Gurb, (1991) novela de Eduardo Mendoza. La misma cuenta en forma de diario cómo un extraterrestre busca en la tierra a su compañero Gurb, tras desaparecer en Barcelona disfrazado de la célebre Marta Sánchez.

Eduardo Mendoza aborda las costumbres de la sociedad a través de una crítica humorística por medio del personaje principal. Por ejemplo, como cuando el protagonista sigue la costumbre española de tomar churros o cerveza. En su caso, abusa de su consumo ya que los toma no solo cuando quiere sino también en cantidades excesivas. Por otra parte, destaca la falta de inferencia en la personalidad y sentimientos de los protagonistas secundarios. El autor solo se centra en ellos para narrar las vivencias y los sucesos del protagonista. El título de la obra es una perfecta síntesis del argumento de la misma, pues llegamos al final de la misma casi sin saber nada de Gurb. Eduardo Mendoza critica las costumbres de la sociedad española, pero siempre con humor. Sus personajes, exceptuando los extraterrestres, son sencillos y cotidianos.

En conclusión, esta mezcla de originalidad, humor y cotidianidad fomentaron el éxito de esta breve e inteligente novela. La obra plantea la realidad sobre las costumbres de consumo de aquel momento. En nuestros días, quizá los “extraterrestres” protagonistas serían las personas que no se dejan llevar por ese consumo desmesurado.

(Si te ha gustado la entrada, puedes descargarla aquí: Sin noticias de Gurb)

El Palacio de la Medianoche

Por Christian Cristóbal

El objetivo de esta valoración crítica es la obra El Palacio de la Medianoche, una novela escrita por Carlos Ruíz Zafón. Esta obra pertenece a una trilogía de novelas dirigida al público juvenil que recibe el nombre de la Trilogía de la Niebla, junto a El príncipe de la niebla y Las luces de septiembre.Podemos clasificar esta obra, por su estilo e influencia, dentro de la novela de intriga de finales del siglo XX.

La obra se puede dividir en dos partes que obedecen a la edad de los protagonistas:Ben y Sheree; la primera, tras el nacimiento de estos; la segunda, días antes de que los mismos alcancen su mayoría de edad.

elpalaciomedianocheLa novela comienza emplazándonos a la Calcuta de 1916. El teniente Peake consigue poner a salvo la vida de dos gemelos, liberándolos de las garras de un oscuro y malvado personaje. Así, los entrega a su abuela Aryami Bose. De este modo y ante la inminente amenaza de esta misteriosa figura, Aryami decide separar los destinos de ambos gemelos para asegurar su supervivencia. Encarga la tutela del niño a Mr.Thomas, un viejo amigo de la familia, quien ejerce como director del St.Patrick´s, un orfanato situado en Calcuta. Allí se encarga de la tutela de Sheree, la niña.

Días después del ingreso del niño en el orfanato, la oscura figura realizará una visita a este, prometiendo volver cuando el pequeño alcance la mayoría de edad, en dieciséis años. La historia se retoma dieciséis años después de este suceso, unos días antes de que Ben, que es el nombre que recibe el chico, cumpla la mayoría de edad. Él, junto a los otros miembros del orfanato, la Chowbar Society: Siraj, Ian, Michael, Seth, Roshan, verán sus vidas cambiar radicalmente tras el regreso de la abuela de Ben junto a su hermana. En un principio ambos serán completos extraños y desconocedores de sus verdaderas historias dado que su pasado les fue ocultado por motivos de seguridad. Este suceso vendrá acompañado del regreso del malvado Jawahal, quien intentará por todos los medios poner fin a la vida de ambos muchachos y de todo aquel que se interponga en su camino utilizando sus dos principales armas: el pájaro de fuego y el tren en llamas, recuerdos de una vida pasada en la que este vivió feliz. Ben, Sheree y el resto de la Chowbar Society intentarán desenmascarar el misterio que se oculta tras esta oscura figura y la antigua estación chamuscada de Jheeter´s Gate.

Un aspecto interesante de esta novela es que presenta un narrador omnisciente, pero este a su vez es uno de los personajes principales de la historia, Ian, el cual la relata en los últimos años de su vida.

También cabe destacar cómo el autor es capaz de combinar escenarios realistas  con situaciones extraordinarias y sobrenaturales. Por ejemplo, el momento de la historia en que un tren en llamas aparece de la nada en la estación carbonizada de Jheeter´s Gate, descrita minuciosamente por el escritor.

La literatura de Carlos Ruiz Zafón se caracteriza por un estilo muy elaborado con gran influencia de la narrativa audiovisual, una estética expresionista y la combinación de muchos elementos narrativos en un registro técnicamente perfecto. Esa técnica impecable y un extraordinario dominio del lenguaje y de la estructura narrativa le permite combinar elementos dispares, desde la tradicional novela del siglo XIX a un empleo impactante de imágenes y texturas de gran fuerza sensorial. Ruiz Zafón es asimismo un gran creador de personajes, lo cual unido a su experto dominio de la tensión y la construcción narrativas le permite articular tramas de extraordinaria complejidad con una simplicidad y facilidad engañosas.

Para finalizar, cabe resaltar la maestría con la que el autor es capaz de introducir al lector joven en un mundo de intriga en el que se combinan lo real y lo extraordinario dando lugar a situaciones inersperadas y sorprendentes, que hacen de la lectura algo ameno e impredecible.

 

Sin noticias de Gurb, Eduardo Mendoza

Por Sara Freire
Valoración de Sin noticias de Gurb.

 

sin-noticias-de-gurb-1Sin noticias de Gurb es la novela humorística del escritor español Eduardo Mendoza, publicada por Seix Barral en el año 1991. Narra la búsqueda de un extraterrestre, Gurb, que adopta en principio la apariencia de Marta Sánchez para ir cambiándola a medida que avanza la trama: así se transforma en el Conde Duque de Olivares y Miguel de Unamuno, entre otros.

Analizando la obra se puede apreciar una sátira que critica el absurdo de nuestra sociedad consumista, siempre tan competitiva en lo económico.

En la novela se nos dan consideraciones acerca de la miseria y el absurdo de la vida, sin perder la actitud de regocijo y amable comprensión. El estilo del diario, escrito a modo de informe de las novelas de ciencia-ficción facilita la verosimilitud de lo redactado, dando como resultado una lectura ágil que engancha al lector desde la primera página.

Eduardo Mendoza, a través de la mirada de un ser de otro planeta que busca desesperadamente a su amigo desaparecido, realiza una crítica mordaz desde un punto de vista totalmente distinto al nuestro, mostrando una crítica ácida de la sociedad actual y del mundo que nos rodea.

Al igual que otros autores como Diderot o Voltaire, Mendoza nos muestra una visión diferente del mundo mediante el juego literario dominado en este caso, por la ironía y la parodia.

 

Autopista del Sur

Por Guillermo Morales
La autopista del Sur – Julio Cortázar

Hablar de Julio Cortázar supone hablar de uno de los mayores exponentes de la novela hispanoamericana del siglo XX y en consecuencia del realismo mágico. Este autor destaca especialmente por su gran producción de relatos cortos en los cuales se puede identificar los principales rasgos del realismo mágico. Sin duda, una de sus obras maestras es “La autopista del Sur”,  publicada en el año 1966.

coche.jpgEste cuento narra el transcurso de un gran atasco en la autopista que une Fontainebleu y París. De esta manera nada más comenzar la lectura aparece uno de los rasgos del realismo mágico: el hecho de partir de una situación cotidiana, vulgar y nada trascendente. Sin embargo, este punto de partida es sobrepasado rápidamente, pues Cortázar consigue crear un “microcosmos” aislado del resto del universo. A pesar de que no se recurre a elementos mágicos la trama adquiere un cierto carácter fantástico que hace pensar que el tiempo deja de transcurrir para aquellos que están atrapados en la detención. El atasco y sus integrantes se trasladan a un tiempo y un espacio apartado del mundo que conocemos.

En cuanto a la estructura, La autopista del Sur presenta la estructura clásica de las narraciones: planteamiento, nudo y desenlace. Primero se presenta el atasco y sus integrantes, posteriormente se desarrollan una serie de acontecimientos y por último el embotellamiento se disuelve. Como se puede ver, la obra presenta un desarrollo lineal. El desenlace en esta obra es clave y supone un gran punto de inflexión. Tras todas las experiencias compartidas con todos los coches vecinos, cada individuo renuncia de todo lo vivido y se sumerge de lleno en la rutina envuelta de un aura gris y un sabor agridulce.

En este cuento destaca el uso de oraciones muy largas. Cortázar inicia frases que se prolongan en ocasiones a lo largo de toda la página que, junto a las numerosas enumeraciones y descripciones, le confieren al relato una sensación de lentitud  e incluso de atasco muy relacionada con la situación que se narra. También es importante el uso de americanismos.

Sobre los personajes destaca que carecen de nombres, pues el autor se refiere a ellos a través del coche que conducen (ingeniero del 404, la muchacha del Dauphine…). En ellos se observa una clara evolución psicológica, al principio se sienten ajenos al problema y piensan que pronto se acabará, pero a medida que avanza el tiempo se dan cuenta de  que para sobrevivir será necesaria la colaboración entre todos. De esta manera empiezan a surgir pequeñas asociaciones que tienen como fin organizar la convivencia para sobrevivir. Sin embargo hay personajes que permanecen ajenos a este movimiento socializador. En consecuencia, a diferencia del resto de sus cuentos, en este Cortázar sí que recurre a las descripciones psicológicas.

Para finalizar, el autor trata un tema muy interesante en esta obra. La hipocresía que rodea al desarrollo y el progreso. Nos rodeamos de máquinas cuya misión es hacer nuestra vida más fácil y deshumanizamos nuestro ambiente cuando muchas veces lo único que conseguimos es lo contrario, ponernos trabas que nos impiden disfrutar de la vida más allá de la vida misma. Sin duda, un atasco es un gran ejemplo de esto. Por último, Cortázar también hace referencia a como prevalece finalmente el interés privado sobre el general.

Segunda vez, Cortázar

Por Nacho Ibáñez.

darkness-1149469_1280Segunda vez es un cuento escrito por Julio Cortázar. Pertenece a una antología de cuentos que se recogen en la obra La autopista del sur y otras historias. Este cuento en concreto, sigue una estructura in media res, ya que la historia comienza a desarrollarse en medio de la acción, logrando así la expectación del lector desde el primer momento. El lenguaje que utiliza es coloquial mezclando expresiones típicas argentinas con otras mas castellanas.  Por otra parte, en él, se mezcla el diálogo con la descripción,  los cuales acompañan al discurso narrativo.  [i]

Entre los temas más destacados están la perplejidad, patente sobre todo en María Elena ante la desaparición de Carlos, y la inquietud en todos los miembros de la sala de espera, la cual tratan de paliar por medio del tabaco y del diálogo. Precisamente, es la desaparición de Carlos, el hecho en el que se manifiesta el realismo mágico, ya que en su segunda vez en aquel lugar, entra a la entrevista pero no sale de la misma. La estupefacción de María Elena aumenta sobre todo al comprobar en la consulta que no había ninguna otra puerta por la que hubiera podido salir Carlos. [ii] 

En cuanto a los personajes, se pueden distinguir principalmente tres. Primero, María Elena que es la protagonista, y gracias a quien se desarrolla la acción. Por otra parte, Carlos, quien es fundamental, ya que sin él no existiría el realismo mágico en la obra. Por último, el narrador, que parece ser uno de los trabajadores de la oficina en la que se sitúan los hechos. Al contrario que en los otros cuentos, los personajes principales sí tienen nombre.

En conclusión, todos estos elementos hacen que este sea una de las obras más importantes de Julio Cortázar, sobre todo porque logra mantener la incertidumbre hasta el desenlace. 

BIBLIOGRAFÍA
[i] https://prezi.com/e9jxrhcjabc-/analisis-de-segunda-vez/
[ii] https://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero40/coexilio.html